layer1-background

VISITAS GUIADAS EN EL PUENTE DE DICIEMBRE

RESERVA AHORA EN EL 941.39.60.80

PARA LOS DÍAS 6, 7, 8 Y 9 DE DICIEMBRE

Los días 6 y 9 la visita será a las 12 horas y los días 7 y 8 a las 11 y a las 13 horas. Con 90 minutos de duración cada salida. Las 8 primeras reservas de cada visita podrán realizarse en un minibus 4x4.

La actividad comienza con una explicación previa del museo ubicado en el parque de manos de una guía especializada y la posterior visita al yacimiento de Valdecevillo donde se podrán encontrar las huellas y las reproducciones a tamaño natural de nuestros amigos los dinosaurios y permitirá al visitante emprender un viaje a un pasado fascinante.

El precio será de 7 euros para los niños entre 0 y 11 años (niños de menos de 4 años gratis si van en su coche particular) y 9 euros a partir de 12 años de edad.

EL MUSEO CRETÁTICO

En la primera parte te sumergerás en el Cretácico de la mano de sus protagonistas saurios: Iguanodon, Deinonychus, Ouranosaurus, Psittacosaurus e Hypselosaurus. ¿Qué comían? ¿Cómo era su hábitat? ¿Cómo cuidaban de sus crías? ¿Por qué se extinguieron? Conocerás los paisajes que fueron su hogar y todos los detalles de un mundo en el que todavía no existía el hombre.

En un segundo momento, te mostraremos cómo se formaron los distintos tipos de huellas fósiles que se han encontrado en La Rioja. Te pondrás en la piel de un paleontólogo para entender su método de trabajo, y aprenderás qué hacen los científicos para averiguarlo todo de un dinosaurio observando solamente su huella.

Por último te mostraremos, a través de imágenes y proyecciones en 3D, los yacimientos más importantes del entrono de El Barranco Perdido, en los que podrás ver cómo vivía una familia de dinosaurios herbívoros o cómo cazaban los carnívoros para alimentarse.

YACIMIENTO DE VALDECEVILLO

Posteriormente se podrá visitar en vehículo 4x4 el yacimiento de Valdecevillo en Enciso, donde además de las grades reproducciones de dinosaurios se puede contemplar un rastro de huellas de un gran carnívoro, así como las de un grupo familiar de tres dinosaurios hervíboros que caminaban sobre sus patas traseras. También hay un rastro de pares de huecos pequeños y grandes, que son las marcas dejadas por un saurópodo que caminaba a cuatro patas.