Campo de Trabajo sobre Paleoicnología en Enciso y Conferencia de acceso libre en El Barranco Perdido

Campo de Trabajo ‘Paleoicnología y restauración de huellas de dinosaurio’ del 15 al 30 de julio y ciclo de conferencias abierto al público.

El Campo de Trabajo ‘Paleoicnología y restauración de huellas de dinosaurio’ de la Universidad de La Rioja actuará del 15 al 30 de julio en los yacimientos de la Virgen del Campo y la Senobia en Enciso. Incluye un ciclo de conferencias abierto al público en El Barranco Perdido (20 de julio) y en La Gota de Leche (30 de julio).

Esta actividad forma parte de los Cursos de Verano UR 2019, que ofrecen -del 17 de junio al 23 de noviembre- cine, cursos, literatura, idiomas, campos de trabajo, campamentos urbanos tanto en La Rioja (Arnedo, Calahorra, Cenicero, Enciso, Logroño, Santo Domingo) como en Ginebra (Suiza).

Están gestionados por la Fundación de la UR, cuentan con el patrocinio de Banco Santander a través de Santander Universidades, y con la colaboración de medio centenar de empresas y entidades de la región y de fuera de ella.

El Campo de Trabajo ‘Paleoicnología y restauración de huellas de dinosaurio’ está patrocinado por la Consejería de Educación, Formación y Empleo, que financia la Cátedra de Paleontología de la UR; y cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Enciso, El Barranco Perdido y La Gota de Leche.

Dirigido por Angélica Torices Hernández, directora de financia la Cátedra de Paleontología de la UR, en colaboración con los investigadores predoctorales Mireia Ferrer Ventura y Pablo Navarro Lorbes, el campo cuenta con 15 plazas preferentemente para estudiantes universitarios o recién titulados de cualquier especialidad.

La actividad diaria comienza a las 7.30h con el desayuno, para llevar a cabo de 8am a 14h el trabajo de campo. La comida tiene lugar a las 14.30h, por la tarde (17-18.30h) es el momento de las clases teóricas y a las 21h, la cena.

El objetivo del campo es el aprendizaje de técnicas de estudio de huellas de dinosaurio y de conservación y reparación de sus yacimientos. En el campo se reparan las rocas con huellas fosilizadas que se rompen al permanecer a la intemperie. Los alumnos limpian los afloramientos de tierra y plantas, rellenan las grietas con mortero, silicona y resina, y pegan los fragmentos sueltos.

En el trabajo de campo, además de la reparación de los yacimientos, se examinan y se explican las huellas que afloran. En las clases de última hora de la tarde los alumnos estudian los tipos de dinosaurio, sus huellas y aprenden a analizar un rastro real. A partir de diapositivas hechas sobre un rastro de un yacimiento, encuadradas en una malla, dibujan el rastro a escala, toman las medidas pertinentes y analizan el tipo de huellas y las características del rastro (velocidad, altura del dinosaurio, etc.).

CICLO DE CONFERENCIAS: 20 Y 30 DE JULIO | El Campo de Trabajo ‘Paleoicnología y restauración de huellas de dinosaurio’ de la Universidad de La Rioja incluye un ciclo de conferencias, abiertas al público en general, con dos sesiones el 20 de julio en El Barranco Perdido y el 30 de julio en La Gota de Leche.

En ellas se difundirá el conocimiento de los nuevos avances en paleontología y el uso de nuevas tecnologías a el estudio de los dinosaurios.

El sábado 20 de julio, en El Barranco Perdido (Enciso), a las 18.00 horas, Francesc Gascó hablará de ‘Modelización 3D de dinosaurios y su aplicación a los yacimientos de icnitas de La Rioja’; y Xavier Mas y Barberá, de ‘Las técnicas de restauración del material pétreo y su aplicación a la paleontología’.

El martes 30 de julio, en La Gota de Leche, a las 18.00h, Angélica Torices ofrecerá la conferencia ‘Caminando con dinosaurios en los yacimientos de La Rioja’; a continuación, José Ignacio Canudo hablará de ‘Los dinosaurios del final del Cretácico en España’; y, finalmente, Antonio Alonso disertará sobre ‘El estudio de los dientes de dinosaurios carnívoros de La Cantalera (Teruel, España)’.

vía: comunicacion@adm.unirioja.es

La nueva temporada de El Barranco Perdido comenzará el 17 de abril con nuevas actividades de paleontología

La directora general de Turismo, Mónica Figuerola, ha presentado esta mañana el programa de actividades de la quinta temporada de El Barranco Perdido, que comenzará el 17 de abril con nuevas actividades de paleontología y potenciando las propuestas de multiaventura.

440797
Mónica Figuerola ha explicado que el parque estrenará este año nuevos juegos del Laboratorio del Tiempo en el circuito paleontológico, con nuevos software para las mesas interactivas del laboratorio, que permitirán al público “realizar tareas propias de paleontólogos con contenido pedagógico, ya que se potenciará el ámbito más relacionado con la investigación científica”. Asimismo, ha explicado que estas novedades “permiten vivir la experiencia de un laboratorio futurista y compartir información multimedia en redes sociales”.

La directora general de Turismo también ha anunciado que El Barranco Perdido contará con una innovadora propuesta de realidad aumentada que permitirá a los visitantes verse en una pantalla rodeado de dinosaurios. Además, en el Laboratorio del Tiempo se instalará un proyector que dará vida a un dinosaurio que parecerá real, con el que los visitantes podrán interactuar.

Las novedades del parque en 2014 también incluyen la urbanización y ampliación de accesos del circuito multiaventura, ubicado en la Colina Encantada, que acoge un circuito con puentes tibetanos, retos de equilibrio y el gran tobogán. Además, esta zona está conectada con la tirolina que permite ampliar la experiencia hasta la zona más elevada del parque.

Instalaciones del parque

El Barranco Perdido ofrece entretenimiento para todos los públicos, con el valor añadido de trabajar en la divulgación científica con un componente didáctico. El parque de aventura y diversión al aire libre, de 14.000 metros cuadrados, está diseñado como un yacimiento paleontológico que permite a los visitantes transformarse en paleontólogos y buscar fósiles en una excavación abierta, además de identificar y clasificar los hallazgos, con los últimos adelantos tecnológicos.

El Barranco Perdido acoge también el Museo Cretácico en el que el visitante puede ver una exposición permanente sobre el cretácico en La Rioja y descubrir el modo de vida, la alimentación, reproducción y extinción de los dinosaurios. Además, permite conocer el proceso de formación de huellas fósiles y los diferentes tipos de icnitas de los yacimientos riojanos, además de poder conocer un yacimiento real con una visita guiada en 4×4.

Por otra parte, el Laboratorio del Tiempo acoge talleres de paleontología para niños y cuenta con juegos interactivos digitales sobre la Reserva de la Biosfera, donde se ubica el parque. También permite a los visitantes acercarse al mundo de los dinosaurios con las herramientas utilizadas por los científicos y cuenta con un almacén de paleontología. El laboratorio está diseñado como un verdadero lugar de trabajo en el que lo paleontólogos pueden analizar la información captada con escáneres en los yacimientos a través de pantallas táctiles en las que se proyectan juegos de ingenio.

El parque también ofrece actividades de teatro, cuentacuentos, lecturas dramatizadas, títeres, mitos y leyendas en la plaza de los saurios, además de instalaciones acuáticas y recreativas formadas por: piscinas de paleontología submarina en la Playa Cretácica y varios juegos como rocódromo, rompecabezas del paleontólogo, eco de los saurios, área de pozas y cascadas y géiseres en la Colina de los saurios.

Importancia de las huellas

La Rioja es la comunidad española con más huellas de dinosaurio encontradas y documentadas y es el territorio paleontológico de icnitas más importante del mundo por el número y conservación de estos restos. En La Rioja, se encuentran identificados más de 130 yacimientos, repartidos en 20 municipios, y en ellos se han clasificado más de 11.000 icnitas, además de hallarse otros restos fósiles de gran interés.

El parque aspira a ser referente nacional como centro de ocio compartido, respetuoso con el entorno y con el patrimonio. El Barranco Perdido ofrece al público la posibilidad de participar en circuitos programados acordes a las distintas tipologías de visitantes.

Temporada de 2013

Más de 27.400 personas visitaron el parque de paleoaventura El Barranco Perdido de Enciso durante su cuarta temporada en 2013, lo que supuso un aumento del 7,6% respecto al año anterior, consolidando este recinto como uno de los recursos turísticos más relevantes para La Rioja.